Payasos a Domicilio: S.O.S Servicios de urgencias

En este mes nos hemos encontrado varias situaciones que nos demuestran que la labor de los Payasos a Domicilio es fundamental, eso de llevar risas a la casa de uno, la empresa o el colegio no tiene precio. O si, la gratificación que tiene saber que conseguiste sacarle esas risas a quien lo necesitaba en ese día especial.

Hablo de aquellas animaciones de urgencias, donde alguien tiene que hacer una actividad y les deja tirados, y con la fiesta tiritando faltando lo más importante. No entro en si esa animación infantil es de carácter privado o público,  solo que te encuentras con la papeleta de solucionar ese gran día, de una forma improvisada, esos elementos no son buenos compañeros de viaje la verdad. Para nosotros que consideramos la risa, como algo a tomar en serio, intentamos actuar en consonancia hagamos un servicio sin gratificación monetaria, pero si personal y profesional, o bien una fiesta privada con su doble gratificación.

 

Se nos ha dado el caso, donde nos llaman a las 12 de la noche pues hay que cubrir un acto público gratuito al día siguiente a las 12:00 de la mañana, una emergencia en toda regla, y buscando a animadores infantiles en Madrid disponibles para ese evento, y por la causa, que casen con el acto, que lo vivan y entiendan lo que hacen. ¿Misión Imposible? Por suerte no para nosotros que contamos con gente que vive su profesión y entienden estos actos como lo que son, para el beneficio, para y por los niños. Servicio de emergencias en toda regla, para que luego digan que la labor del payaso a domicilio no es importante.

Otro caso, una empresa de animación low cost, deja tirado a un cliente por el motivo que sea, no quiero entrar dentro de la profesionalidad o falta de la misma de ciertos compañeros, y recibes esa llamada, mensaje, whatsap etc, que necesitan para hoy a las 17:00 una animación, eso recibido a las 13:45 uffff, aquí la personalización de la animación resulta mas compleja, el ver que se hace, como, ver que necesitan se queda para el cliente en un segundo plano, ellos quieren “algo” “alguien” mas bien, que haga el payasito…. Empiezan mal con nosotros, pero salvamos esas diferencias de que uno y otro consideramos payaso. Esto lo veremos en otra noticia próximamente, el servicio exprés se solucionó muy bien con la clienta contenta, los niños felices por recibir una animación infantil, en condiciones, y con la gratificación de esos Payasos a domicilio cubriendo ese servicio de emergencias, cual Súper héroe en busca de salvar a quien tiene problemas. No exagero pues cumplió con lo mas sagrado, que es sacarle esas risas a los que mas lo necesitaban en ese momento.